Una historia de amor

Consejos infalibles contra la gripa… por la Dra. Guacharaca

¿Tú crees que la única que se la pasa entre la vida y la muerte, de visita en el veterinario, soy yo?

Pues te equivocas garrafalmente: mis papás acaban de llegar de la clínica Colombia…

O eso es lo que pretendía, al menos, mi papá, que llegó a buscar a mi mamá ayer a las nueve de la noche después de su trabajo. Ella que, como ya habrás descubierto a estas alturas, es lo que se conoce técnicamente como “una mujer de armas tomar”, objetó que no tenía ni Dengue, ni el nuevo virus Zika, ni Chicunguña importados de Caño Cristales, pese a que todo el mundo insistiera en que se veía horrible y debía tratarse de algo grave; que lo que tenía era HAMBRE –esto lo recalcó mucho-, porque llevaba desde el día anterior sin comer.

Los componentes de la expedición. Verás que hay una ausencia notable: yo
Los componentes de la expedición. Verás que hay una ausencia notable: yo
Las culpables del agua que estuvo 4 días en los zapatos de mi mamá
Las culpables del agua que estuvo por días en los zapatos de mi mamá

Y es que no tenía fuerza ni para pararse. Te lo aseguro yo que pasé los tres últimos días echada junto a su cama en un silencio sepulcral… Solo interrumpido por sus quejidos; sus estornudos acompañados por el entrechocar de placas, de los sustos que me daba; y el suave ruido de mi lengua sobre su mano cada vez que la dejaba caer por el borde de la cama.

¿Y cómo alcanzaba a darse cuenta de ello? Te preguntarás, junto con otros miles de lectores alrededor del globo terráqueo… Pues resulta que tengo enorme fortuna de que su cama es tan bajita que para darle besos y mirarle tiernamente a los ojos, arrancándole una sonrisa torcida, ni siquiera tengo que levantarme.

Entonces mi papá parqueó el carro y me llevó a pasear durante una hora entera, para que mi mamá no fuera a decir que me tenía desatendida; y, a continuación, le trajo lo que expertos de todo el mundo recomiendan para una dieta de recuperación para la cepa de gripa más virulenta de la Historia reciente:

No se trata de jugo de guayaba, ni de agua de panela, ni de caldito de verduras, ni de unos huevitos, ni de ninguna de esas excentricidades que toma la gente, seguramente por influencia de las miles de cosas raras que se publican hoy en día en internet.

Le trajo es una pizza de pepperoni…

… A mi mamá que está tratando de volverse vegetariana.

Eso es parte de los encantos más o menos ocultos de mi papá, la capacidad de sorprenderle a uno en todo momento pese a que se haya hablado de la misma cosa entre mil y dos mil veces.

Aunque luego incurrió en lo de todo el mundo y le preparó un agua de panela con limón, y hasta le dio un masajito reconfortante en la espalda, que le dolía como si me hubiera llevado a pasear cargada hasta la plaza de Simón Bolívar… Y luego de vuelta a La Soledad.

Hoy mi mamá emergió de su sueño eterno, e incluso se atrevió a poner sus patitas en la calle un momento a comprar comida para las dos. Evidentemente salió en pijama, con una cachucha encasquetada hasta el hocico, y con gafas de sol para que no la reconociera nadie… No tanto por nuestra reciente aparición en los medios, sino porque no se había bañado desde que se metió en su papel de la Bella Durmiente.

Entonces es cuando nos encontramos a uno de sus estudiantes.

-¡Hola, profe! ¡Hola, Linda!-.

-¡Hola, David!, ¿cómo nos reconociste?- preguntó mi mamá estupefacta.

-Pues estaba difícil profe, tiene el semblante cambiado- esto fue su manera elegante de decirle que parecía un zombi y, a continuación: –las vi en El Tiempo-.

Evidentemente, de nada sirve que ella salga de incógnito si no me pone el gabán de lentejuelas con volantes y la cachucha de terciopelo a mí, que soy la perra más famosa del Universo.

Lucrecia intentando abrir su propio blog
Lucrecia intentando abrir su propio blog

A nuestra llegada a casa y antes de enterrarse, de nuevo, en la cama, con las fuerzas que le quedaban alcanzó a regañar a mi hermana marciana Lucrecia que, con sus superpoderes siderales, ahora logra subirse a su escritorio, apagar el computador paseándose sobre él, echar abajo sus libretas de notas con las cosas que le dicto, y hacerlas añicos… Para, acto seguido, prepararse una comida bien saludable.

Espinaca hervida con papa criolla.

Sin embargo, su cara frente al plato no es deleite precisamente…

Yo creo que le falta es el sabor picantico del pepperoni de mi papá.

Anuncios

11 comentarios sobre “Consejos infalibles contra la gripa… por la Dra. Guacharaca

  1. Evidentemente necesitan un discreto gabán de lentejuelas para no ser reconocidas a pocos kilómetros….. Aunque con tu “tumbao” latino….. Reconozco que es difícil! Saludes a lucrecia que está hermosa!

    Me gusta

    1. ¡Hola Andrea! Creo que sólo con lentejuelas no es lo suficientemente discreto. Necesita unos volantes también, por los bajos, como los de los trajes de flamenca del país de mi mamá :). Le diré a ella que le dé una rascada de panza a Lucrecia de tu parte, eso sí, tendrás que esperar a que se haga la muerta porque haya roto algo… el resto del tiempo se mueve demasiado rápido para el ojo humano 😀

      Me gusta

    1. Querida María Edith,

      imagínate que la pizza de pepperoni es un remedio tan bueno que todavía está sana como una manzana, sin una recaída… Es posible que con este descubrimiento pase a los anales de la Historia como le ocurrió a Fleming con la penicilina 😉

      Un abrazo de mi mamá y un lametón de mi parte 😀 😛

      Me gusta

  2. Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaa……lo reconocí lo reconocí lo reconocí….jajajaja
    Mira que Lucrecia se puede apoderar de tu blog, de tu muñeco y hasta de tu mami con sus poderes extraterrestres…y hasta de mí porque es una coshita tierna uno carajo la Lucre de la casa….ay ya se apodero de mi jajajajajajajajajajajaja

    Apapachos a las tres

    Me gusta

  3. Q honor aparecer en “Los componentes de la expedición” jajaja y como dice Linda, haces falta en la foto y Menta también. Felicitaciones por cuidar a tu mamá y esperamos q ya todo este superado !!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s