LindaGuacharaca

Rueda de prensa con “La reina de Colombia”

Desde la finca de naranjas de sus abuelitos en Valencia, España, Linda Guacharaca, esta llanera de talla mundial, nos abre las puertas de su guarida y de su corazón y hace balance de sus últimos meses junto a su mamá. En primicia y exclusiva, Linda nos aúlla qué pasó desde que su bestseller “La vida es Linda” saliera a la calle y nos adelanta los planes de ambas hasta su regreso a Bogotá.

Marta Morales (GRRRRCN Televisión)

Querida Linda, te seguimos en redes sociales y vemos que, desde la última rueda de prensa a final de año en Cali, has tenido una actividad digna de una Ministra, ¿cómo se está portando el año 2017 contigo?

Linda Guacharaca

Bastante mejor que los humanos de la bomba en la que vivía en los Llanos tras mi atropello. Desde que regresamos de Cali y el Pacífico a finales de enero mi mamá y yo vivimos con la lengua fuera.

Trabajamos todo el mes de febrero para conseguirle un castillo a mi amigo Monguí quien, de Escudero, ascendió rápidamente al cargo del Rey de la casa, y ahora es un perro muy feliz -y sobre todo muy peludo- al lado del Caballero Daniel. Por suerte todavía nos olemos y jugamos juntos en el parque y en la montaña de vez en cuando.

img_5333-2

20170527_104351

En el mes de marzo buscamos una nueva guarida (antes siempre la compartíamos con algún bípedo y teníamos una sola alcoba de toda la casa para nosotras). Queríamos tener un estudio, de manera que yo pudiera retomar las sesiones de dictado y así tener listo el segundo tomo de mis espeluznantes aventuras para final de año. Tuvimos que comprar electrodomésticos, muebles y chécheres para la cocina -todas esas cosas que necesitan los humanos con su maña de no comer y dormir en cualquier parte-, por lo que pasé gran parte del mes tomando el sol a la puerta de alguna tienda. Ahora defiendo un apartamento en el barrio de Palermo, cerca de muchas zonas verdes que huelen delicioso. Es un espacio muy fácil de proteger ya que es bastante reducido y además solo tiene un acceso: la puerta. Las ventanas son demasiado estrechas para que pueda colarse nadie y además quedan casi en la estratosfera, en decir, en el quinto piso.

20170301_220103

Susan Down (The New York Bones)

Y luego vino la Feria del Libro…

Linda Guacharaca

Eres un auténtico sabueso, Susan. Efectivamente. Abril fue un mes emocionante… Y agotador. Cuando mi mamá y yo asomábamos el hocico a todas las puertas que se nos ocurrieron para conseguir un espacio en la Feria poco podíamos imaginar lo que vendría.

Gracias a la empresa que hizo el diseño de mi libro, logramos hacer nuestro sueño realidad. Fue algo espectacular, ya que el acceso a la Feria del Libro es muy limitado y ningún contacto nos había lanzado un solo hueso hasta el momento. Esos días mi mamá flotaba de la emoción.

Una vez allí, contábamos con que nadie nos olería entre tantísimos expositores de renombre y tantísimos autores consagrados. Igual estábamos felices sabiendo que vendrían algunos amigos y fans a rascarme la barriga. El día que paseé mi tumbao por la Sala de Prensa contando mi historia y el making of de mi libro a través de una campaña de Crowdfunding, dejamos, sin embargo, un rastro tan intenso, que desde entonces no hubo un día que mi telescópica nariz no saliera en radio, prensa o TV. Era la primera perra escritora de la Feria del Libro en 30 años, un momento histórico que los vigilantes de mi pabellón no siempre supieron valorar. Y eso que estaba acreditada.

20170430_131647 II

Loly de los Ángeles (PawUniversal de Cartagena)

Ya nos ladraste que tu mamá estaba muy emocionada ¿Cómo fue para ti ese contacto con el público y qué se siente al convertirse en la embajadora de los perros criollos, ahora sí, en letra mayúscula?

Linda Guacharaca

La experiencia de la Feria me dio alas para seguir generando conciencia acerca de todo lo que podemos lograr con amor, humor y, sobre todo, con una mamá tan intensa como la mía. Para que no me aburriera y la Feria no alterara nuestras rutinas familiares, ella limitó mis apariciones públicas a unas horas en días determinados. En esos intervalos eran muchos los que hacían fila para llevarse mi libro patografiado y a ver mi tumbao de cerca. Me encantó conocer perronalmente a muchos de los bípedos que me siguen en redes, que me conocieron a través de los medios y a otros que viajaron de lejos, por ejemplo de Villavicencio, para olerme.

20170501_145734
Fans de todos los tamaños, edades y número de patas.

Me faltó conocer a los cuadrúpedos aunque, si hubieran permitido el acceso, seguramente los guardas de seguridad no se hubieran aguantado mis ladridos y mis exhibiciones de colmillo. Por eso quiero aprovechar su amabilidad y los micrófonos para hacer un llamado a mis compañeros: pónganse patas a la obra y escriban… Así defendemos todos juntos el próximo año el mismo stand.

IMG-20170504-WA0107
Esta foto tan guau nos la tomó Riveros Quintero Comunicación Creativa.

Jorge Balvuena (The Washington Dog)

Y, ladrando de escribir, Linda. Hace mucho tiempo que olfateamos tu rastro en el blog. Parece que te hubieran puesto bozal ¿A qué se debe ese silencio?

Linda Guacharaca

A ningún bozal, sino a la frenética actividad que te acabo de ladrar. Aunque, por si te interesa saberlo, sí me han amarrado el hocico en alguna ocasión. En nuestro reciente viaje a la Guajira en Semana Santa, mi mamá tuvo que adoptar esa medida extrema, utilizando su pañoleta para ello, a fin de que dejara dormir a nuestros doscientos compañeros de hamaca en nuestro alojamiento de Punta Gallinas.

20170416_071911
Pocas horas antes de este espeluznante hecho.

Oreo Doble Crema (canal Euromeows)

Esto no ha afectado solamente al blog, me imagino.

Linda Guacharaca

Obvio como el olor a basura a cincuenta metros de distancia. Aunque está en nuestros planes, tanta actividad hace que aún no hayamos dispuesto del tiempo y de la concentración necesarias para retomar mi perrografía.

Darío Parra (Diario El Esperrador)

Querida Linda, encantada de tocar tus aterciopeladas orejas. Ahora que te has convertido en una autora de renombre, aclamada incluso por Fernando Vallejo, nuestro escritor vivo más famoso, que te definió como “La primera dama de la Filbo” y la “Reina de Colombia”… ¿qué nos depara este 2017 en el ámbito editorial?

Lo primero es que, tras vender, en cuatro meses, los primeros 1000 ejemplares de la primera edición, lanzamos, precisamente durante la Feria, la segunda. Esta tiene algunas pequeñas variaciones que ahondan en la relación que mi mamá tenía con los cuadrúpedos antes de conocerme y en porqué decidió llevarme al Camino de Santiago. Por lo demás el texto se mantiene igual.

Para este verano tenemos previsto lanzar “La vida es Linda” en versión digital, para que mis aventuras se puedan leer en cualquier dispositivo electrónico desde todos los rincones del planeta tierra. Para los que prefieran, como yo, sentir el olor de la tinta y el papel, tenemos un nuevo punto de distribución en Europa: mis abuelitos se encargarán de enviar el libro perronalmente a quien lo encargue a través del correo lindaguacharaca.admon@gmail.com. También voy a mejorar mi web, para facilitar el proceso de compra en Colombia y para que tengas un motón de información sobre viajes, actividades, proyectos, vida social y muchas cosas más que seguro no te deja pegar ojo por las noches de la emoción. Y, por último, quiero ampliar la colección, de manera que resérvate un hueco en la biblioteca para mi segundo libro –y algunas sorpresas más- a final de año. De nuevo para Navidad.

David Moreno (Revista 4Patas)

En una nota que salió en nuestra Revista 4Patas, de la que eres columnista destacada desde hace ya varios meses, se mencionó por primera vez el “Guacharacamóvil” ¿piensas seguir los pasos de tu amigo Jager?

Linda Guacharaca

Mi mamá, aunque no tiene fracturas múltiples y tiene sus dos patas pegadas a la cadera, las tiene demasiado delgadas como para arrastrarme por el mundo en un cubículo amarrado a su bicicleta. Y yo tengo el tren trasero demasiado sensible para aguantarme los baches. Por eso, mi medio de transporte será un carrito usado con el que mi mamá y yo tenemos el sueño de recorrer América. Durante la Feria del Libro ella estaba tan emocionada que decidió dedicar la recaudación de las ventas de la segunda edición a este nuevo sueño. Como de momento nos alcanza apenas para una rueda y un retrovisor, lo más probable es que acabemos adelantando la plata y reponiéndola después. La razón es que tenemos muchos proyectos con el Guacharacamóvil y no queremos esperar tanto tiempo a integrarlo en la manada. Además, comprar el carro parece ser la única manera de que mi mamá aprenda, por fin, a manejar. A ella le da tanto miedo ponerse al volante como a mí el baño.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Loly de los Ángeles (PawUniversal de Cartagena)

No queremos abusar más de tu tiempo, Linda, sabemos que a estas horas, cuando cede el calor, sueles ir a ver el atardecer, mordisquear palos podridos saturados de agua de mar y a remojarte las patas por la playa… Sin embargo, creo que nuestros lectores no nos perdonarían despedirnos sin hacerte una última pregunta: ¿qué pasará en sus vidas hasta su regreso a Bogotá?

Linda Guacharaca

Como ya ladré en alguna ocasión, no hay más días que longanizas. Mi mamá y mi abuelito tuvieron un recordatorio muy reciente, con la muerte del tío de mi mamá. Por eso, este año los dos se van a Jordania por veinte días para visitar a la familia. Mi mamá quiso llevarme con ella para que olfateara las mezquitas, los zocos y las especialidades culinarias de la región, que con toda seguridad me harían batir la cola como un molinillo de contento. Sin embargo, varios factores llevaron a replantearse sus planes: el calor del mes de julio en el desierto me tendría día y noche con la lengua por el piso al borde de la deshidratación. Las familias hacen la vida sobre mullidos tapetes y cojines que yo dejaría llenos de pelos y de pis, ya que sufro de incontinencia. Además el plan estrella es recibir en la casa a primos, tíos, amigos, vecinos… Es decir, a todo el que quiera pasar a saludar al emigrado que no han visto hace veinte, treinta o cuarenta años y a su hija. Obviamente yo me lanzaría sobre todos ellos apenas franquearan el umbral. Del estrés de imaginar lo que iban a ser sus vacaciones, mi mamá comenzó a botar tanto pelo como yo cuando supe que pensaba darme en adopción (espeluznante capítulo que te cuento, con pelos y más pelos en “La vida es Linda“). Por eso primero hemos venido todos por unas días juntos al naranjal. Luego mi abuelita y yo nos quedamos, a la sombra de la higuera, disfrutando de la buena vida a orillas del Mediterráneo y de las carreras tras los conejos con la pata al viento, hasta su regreso.

Bibiana Alarcón (Dedícame El Tiempo)

¡Gracias, Linda! ¿Qué ladridos le darías a Monguí y a tus fans ahora que van a estar unos días sin tener tantas noticias tuyas?

Linda Guacharaca

Que no se fuguen de su cuidador salvo que tengan claros indicios de que quiere secuestrarlos (un muy claro es que te lleve a pasear en dirección contraria a la que viven tus papás), que no salgan a la calle sin la placa con su nombre y con sus datos y que se dejen poner juiciosos la pipeta antipulgas y antigarrapatas, sobre todo si van a pasear. Si no luego les pasa como a mí, que tengo erliquia y babesia de la época de la gasolinera, y me paso el día en el veterinario tomándome muestras de sangre y escondiéndome bajo las sillas de recepción hasta que sale, por fin, mi mamá.

Imagen 547

¡Feliz verano a todos! ¡Nos olemos al regreso! ¡¡¡Auuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!

Anuncios

12 comentarios sobre “Rueda de prensa con “La reina de Colombia”

  1. Hola Hermosa, que bueno saber de vos. Me alegro que tengas un verano arrasador, llevando de nuevo tu tumbao ala Europas, jejejejeje.
    ¿Cómo así que la segunda edición de tu libro tiene datos sobre las relaciones anteriores a ti de tu mami con los cuadrúpedos y el por qué decidió llevarte al Camino de Santiago? Yo tengo la primera, ¿cómo hago para leer esas adiciones? Por favor!!!!!! Me muero por saber esos detalles 🙂

    Me gusta

    1. Querida Lina,

      Yo sé. Son detalles bien reveladores que recordó después ;). Te cuento que tenemos varias opciones: una es que te consigas la segunda edición y le regales la primera a alguien muy necesitado de historias perrunas; la otra es que conserves la primera, que es la de coleccionista, y te consigas la segunda en http://www.lindaguacharaca.org; la otra es que esperes a que vaya a Medellín para que te aúlle las novedades al oído perronalmente; y la otra es que escribas a mi mamá un correo para que te mande esas partecitas (lindaguacharaca@gmail.com) o que te las cuente por teléfono cuando vuelva de Jordania 😉

      ¿Cuál de todas te deja más matada? 😀

      ¡Muchos lametones en la nariz! 😛

      Me gusta

      1. Quedé peor, todas me suenan, donar la primera edición, comprar la segunda, verlas y que tu mami me las cuente en directo, que me las mandé, ayyyyyy no sé 😦

        Me gusta

      2. jajajajaaj ¡no te preocupes, Lina! Son combinables 😀 Puedes comprar la segunda para que no te mueras de la intriga y luego comentamos los detalles cuando los visitemos en Medellín 😉 O te la llevamos… 😛

        Me gusta

      1. Querida Ana Milena,

        ¡Muchas gracias! Yo también estoy impaciente, lo que pasa es que tengo que dictárselo a mi mamá y eso se demora un poquito. En cualquier caso espero que esté en unos meses listo. Desde Valencia te mando muchos lametones con aliento de perro en la nariz 😀 😉 😛

        Me gusta

    1. Queridas amigas,

      yo sé que últimamente no escribo tanto por acá, el caso es que tengo que andar muy pendiente de que mi mamá no pierda sus llaves o su cabeza y de que pase sentada un rato para dictarle mis memorias 😀 pero igual les tengo al día en redes con videítos y fotos.

      Les mando un lametón gigante desde Valencia y mi mamá un abrazo desde Jordania 😛 😛 😛

      Me gusta

  2. Feliz descanso Linda en la finca de la abuelita. Yo trato de hacer lo mismo en el Mediterráneo Costa Catalana. Tu mamá aunque te echará de menos disfrutará a lo grande su viaje en familia. Dile que publique fotos.
    Pd: Ya me ladraras la fecha de la 2da edición de tu libro de aventuras.

    Me gusta

    1. Querida amiga,

      te mando un aullido espectacular que te llegue hasta Cataluña 😀 Supongo que mi mamá me mandará alguna postal estos días 😉 Y en cuanto a mi segundo libro… A finales de este año espero haberle podido dictar a mi mamá un montón de aventuras! Ladraré las novedades en redes y por acá 😀

      ¡Muchos lametones! 😛 😛 😛

      Me gusta

  3. q abundancia de alma y corazon . realmente se queda uno muy bien . de ver q todavia hay mucha gente buena y tu mama linda eres un claro ejemplo de vida y bondad .lametones y patitas por montones . DIOS las bendiga mucho . mis respetos mama bella . todavia creo en algunos humanos mi yamila bella ..dtb ..chaitooooo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s