Una historia de amor · Viaja con tu bíped@

El karma de Monguí

Aquella noche fuimos a informarnos sobre los paseos al páramo de Ocetá a la oficina de turismo de la Alcaldía. El señor encargado, con un bigote negro más tupido y largo que el mío, se entusiasmó tanto con nosotras que: 1. Me permitió subir -incluso sin que mi mamá se lo pidiera- al páramo, siempre… Sigue leyendo El karma de Monguí

Anuncio publicitario